Así se hace un balón de americano

mayo 05, 2017

Así se hace un balón de americano

Con una producción de cuatro mil balones al día y más de 700 mil al año, la  planta de Wilson da empleo a 120 personas que fabrican los productos de manera artesanal.

 

 No hay procesos automáticos, la producción se realiza a mano: se cortan paneles de piel de  vaca de la más alta calidad, se cosen entre ellos por el revés, se les  aplica vapor para que resulte más fácil darles la vuelta y se colocan los cordones fuertemente atados en espiral.

 

 

Primero, remueven los moldes para cortar las piezas que armarán el balón.

Cuando las pieles llegan a la fábrica, se reciben en la curtiduría y allí son tratadas con una receta exclusiva de Wilson.

 

 

 


 

 

Los balones comienzan a tomar forma después de ser cosidos por dentro.

Después de ser cosidos, se les aplica vapor para que resulte más fácil darles la vuelta y se alínean para que sean sellados con los nombres de los equipos.

 

 

 

 

Después se colocan los cordones que son atados fuertemente en espiral y se moldea el balón y se infla con ayuda de una máquina.

   

 

Después de una revisión y de ser inflados, se lanzan los balones que estén listos para ser empaquetados.